6 FEOS / GUAPOS DE LA PANTALLA EN ESTE MOMENTO

LIFESTYLE


LOS NUEVOS GUAPOS ANÓMALOS SE HACEN UN LUGAR EN LA PRIMERA LÍNEA DE FLASHES, UN NUEVO TIPO DE GALÁN MIXTO QUE PROVOCAN SUSPIROS EN CANTIDAD. HE AQUÍ LA SELECCIÓN DE LOS FEOS MÁS GUAPOS QUE PUEBLAN AHORA MISMO EL PLANETA.


RAMI MALEK: LA MIRADA EXÓTICA EGIPCIA

Su sex appeal gira alrededor de unos ojos de tipo alienígena Roswell. La veta egipcia, que viene por parte de sus padres, es tan misteriosa como las pirámides. No es de extrañar que su primer papel relevante consistiera en la interpretación del faraón Ahkmenrah en la película ‘Noche en el museo’. Pero el personaje que definitivamente lo llevaría al estrellato sería el de Elliot en “Mr.Robot”, un hacker sociofóbico y “rarito” reclutado para una ciberguerrilla que se enfrenta a villanos corporativos. Mucha sudadera y carisma de guapo de biblioteca. La gran fantasía de emancipación de cualquier activista millennial.


BILL SKARSGÅRD, EL VILLANO MÁS GUAPO

Sus genes suecos le aportan al actor una base nórdica privilegiada y envidiada por muchos, pero alejado de los clichés escandinavos, sus particulares rasgos enmarcados en una mirada intensa lo han convertido en uno de los rostros más interesantes de la saga Skarsgård (compuesta también por Alexander, Gustaf y Valter, sus otros hermanos actores). Tanto es así que se ha convertido en el payaso más temido de la gran pantalla: Pennywise, el personaje creado por Stephen King en 'It' y que Bill encarna de manera inquietante en el cine.


EZRA MILLER, LA BELLEZA EXCÉNTRICA

El actor americano podría haber sido una estrella estándar más del Hollywood actual. La critica aplaudía sus papeles ('Tenemos que hablar de Kevin' o 'Las ventajas de ser un marginado' fueron dos de sus grandes títulos en sus inicios), de ahí pasó a los blockbusters ('Batman v Superman: Dawn of Justice' o 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos') y su estilo era distintivo en las alfombras rojas pero entraba en los cánones establecidos. Sin embargo, aprovechó su cara angulosa construida a base de una mezcla americana, alemana y neerlandesa, su creatividad y su personalidad para crear su propio universo estético, el cual explota junto a su carrera para convertirse en un verdadero animal fantástico.


LAS CICATRICES DE MILES TELLER

Bendecido por unos genes que son una verdadera ensalada multiétnica, Miles Teller nunca encajaría en el canon de guapo convencional, no. Sus credenciales de vida interior son de primer nivel: en secundaria era saxofonista, tocaba la batería en la banda de la iglesia y era presidente del club de drama. Pero si hay un rasgo que ha convertido en icónico su rostro son las cicatrices en cara y cuello que le dejó un terrible accidente automotriz al que sobrevivió en 2007, con veinte años. Se necesitó un montón de cirujanos dotados de alta tecnología láser para suturar su rostro. Demasiados estragos para este imberbe que deslumbró en ”Whiplash”, donde interpretaba a un ambicioso baterista de jazz moldeado negativamente por un director de orquesta tan tolerante como Bokassa. Llamado a ser un icono del futuro Hollywood, se ha especulado mucho sobre si será un nuevo Gosling o el siguiente De Niro. 


EL ENERVANTE ROMANTICISMO DE ADAM DRIVER

Adam Driver parece directamente un Boeing 737 con los alerones extendidos. Quizá no sea prudente hacer este tipo de bromas cerca de él: Adam fue marine y llegó a combatir en Irak hasta que un accidente acabó con su carrera militar y le hizo dirigir su interés hacia las Bellas Artes y el cine. Con algo turbadoramente parecido a Keanu Reeves, de este “feo /guapo“ emana un aura que le llevó a encarnar al nieto de Darth Vader en el episodio VII de ‘Star Wars’. Mezcla de artista y soldado, y actor de método, los raros ángulos faciales de Driver destilan misterio y fiereza a partes iguales.


PAUL DANO, EL INDIE SOSTENIBLE

Que Paul es un buen chico lo acreditan sus facciones y la muy larga relación que mantiene con su novia, la actriz Zoe Kazan. Buena parte de su encanto reside en su apariencia de veinteañero, en ese aspecto lampiño que parece desmentir que haya ingresado en los treinta. Hay algo cautivador en sus facciones, esféricas y triangulares.



Publicación más antigua Publicación más reciente