¿TU ORTOGRAFÍA ES SEXY EN RRSS?

LIFESTYLE


DESDE QUE INTERNET IRRUMPIÓ EN NUESTRAS VIDAS, SEGUIDO DE LAS RRSS Y LAS APLICACIONES DE MENSAJERÍA CORTA, NUESTRA FORMA DE ESCRIBIR, YA NO ES LA MISMA.

Todo comenzó de la mano de los SMS: escribir correctamente podía incluso triplicar el costo de un mensaje. La mayoría de los teclados con los que funcionaban los celulares no reconocía algunas letras con tilde y la buena ortografía se penalizaba económicamente. Fue así como nos acostumbramos a suprimir caracteres para ahorrar tiempo, además de dinero.

Twitter colaboró también con su limitación a 140 caracteres, comenzamos a escribir con vocales sobre-entendidas; la 'k' en lugar del 'que' y todo el repertorio sabido de atrocidades. Esto también contribuyó a un estilo entre telegráfico y analfabeto.

Todo esto ha llevado a la normalización de la mala ortografía y el perfecto escenario para que un varón o mujer en edad fértil, razonablemente sano (a), rompa el hielo en tinder con algo así como: "ola wapa, k tal? m gusta muxo t prfil. m das t wsp?". Un inhibidor de líbido automático, un conjuro anti-romántico. Mata Pasiones 100%.

Hablamos de personas con derecho a voto y que comen tres veces al día, muchos de ellos con hijos. Esas personas están ahí afuera, tecleando con la osadía de un burro, y claro, junto a esas reducciones, están las faltas de ortografía de toda la vida, las patadas al diccionario. El horror.

En tiempos de romance digital, la ortografía es uno de los elementos más valiosos a la hora de presentarse. Podemos usar una foto falsa, mentir sobre la edad, chatear en pijama o desde el baño (algo impresentable en una discoteque o en un bar) … pero la ortografía será siempre nuestra tarjeta de presentación no falsificable.

Los errores / horrores son como abrir la puerta de nuestro dormitorio y que se vea una cama deshecha, mostrar unos dientes sin cepillar, ojos con legañas, el auto sucio. Por lo tanto, nuestra tajante recomendación es:

SI VAS A SU CASA Y NO DISTINGUE "A VER" DE "HABER"... PIÉNSALO DOS VECES.

SI VAS A SU CASA Y NO DISTINGUE "A VER" DE "HABER"... PIÉNSALO DOS VECES.

Porque, por un lado, hay un elemento en la especie humana que aprecia instintivamente a las buenas parejas sexuales en términos de inteligencia y por ende, buscamos ejemplares no solo bellos, sino también inteligentes, y la buena ortografía es un primer indicio de buena formación, y hay coherencia evolutiva en eso.

Pero como todo en la vida, también existe gente que discrepa con esto y está en el otro extremo: La anortografofilia, que consiste en encontrar placer o estimulación sexual en las faltas de ortografía. ¿Conocías esta tendencia?

"t voy a demosTrar lo mxo ke t KIERO"

Y se condice quizás con momentos en que la ortografía no es lo más importante, como por ejemplo en una sesión de sexting. ¿quién no se ha sentido halagado, cuando nuestro interlocutor empieza a escribir atropelladamente debido a la excitación?:

"vEN aqu q te boy a dar lo tuyo"

Pero en general, hay algo intrínsecamente atractivo en una redacción cuidada, como en casi todo lo que signifique esmero, esfuerzo, atención a los detalles. Quienes aprecien la ortografía, empezarán a salivar al encontrarse con alguien que utilice los signos de apertura de interrogación y exclamación (algo deliciosamente exótico en estos tiempos).

La sintaxis es sexual, y un tilde bien puesto, toca la zona más erógena que existe: El cerebro.

— ¿Es guapo?   — Sí, Escribe con tildes.

¿No lo crees? , en estos tiempos ingratos, el erotismo cuelga de un tilde.


Publicación más antigua Publicación más reciente